Buscar
  • Hilde Wagner Gutierrez

8 señales de que te estás alimentando mal


Aveces tenemos pequeñas molestias a las que no damos importancia. Deberíamos, porque con el tiempo pueden derivar en enfermedades incluso de gravedad. Nuestro estado físico, e incluso mental, se deriva en buena medida de lo que comemos, o lo que dejamos de comer. Los alimentos proporcionan al organismo herramientas para funcionar bien.

Lo correcto y nuestra primera recomendación si no estamos bien es recurrir a profesionales y cuidar nuestra salud, ya sea porque nos sentimos deprimidos o faltos de energía, hinchados o continuamente hambrientos.

1.ACNÉ

La aparición de más granos de lo habitual tiene que ver con el estrés, las hormonas y la dieta. Puede indicar una deficiencia de vitamina A, que juega un papel esencial en la producción de retinoide.

2.CANSANCIO

Si la fatiga es un estado constante, apuesta a que te falta de nutrientes vitales que debes ir tomando a lo largo del día. Otra posible causa es una hidratación insuficiente. Pero no solo la falta de ingesta agota: también el exceso. Cuando consumimos mucha más cantidad de grasa que la necesaria, que cuesta digerir, nuestro cuerpo trabaja demasiado. Se debe apostar por frutas y verduras, de fácil digestión.

3.RESFRIADOS FRECUENTES

La comida tiene enorme influencia sobre el sistema inmunológico. Si sigues una dieta baja en proteínas puedes estar comprometiendo tu salud.

Si evitas nutrientes esenciales, éste se debilita y te hace propenso a las enfermedades

4.ESTREÑIMIENTO

La causa más frecuente de aparición es la falta de fibra en la dieta. Ésta se encuentra en la fruta, los frutos secos, la verdura y los granos de los cereales, en especial integrales. El consumo de agua suficiente también ayuda a regular el tránsito intestinal.

5.CABELLO QUEBRADIZO.

Que el pelo se rompa con facilidad al peinarlo o que se caiga más de lo habitual suele indicar una falta de proteínas. Una vitamina en concreto, relacionada con la alopecia: la biotina. Su carencia debería preocupar, pues se encuentra en numerosos alimentos.

6.MAL ALIENTO

Aunque la halitosis puede deberse a numerosos factores (a saber: una mala higiene bucodental, las caries, gingivitis, el estrés), la dieta también puede estar en el origen. Un aliento no deseado puede ser señal de una escasa hidratación o debido a comidas que durante la digestión forman vapores con mal olor como el ajo, la cebolla, el brócoli, los pepinillos, las coles de Bruselas, el café o el alcohol.

7.GASES

Los motivos son amplios: los productos procesados, los refrescos carbónicos que contienen mucho gas y la cerveza se encuentran entre ellos. Esto es, una acumulación de gas en el intestino grueso hincha la barriga. Los malos hábitos en la deglución, como comer deprisa o darse un atracón, provocan que se trague aire. También puede deberse a intolerancias como a la lactosa o al gluten, por lo que convendría una visita al médico si prescindiendo de los alimentos señalados la hinchazón persiste.

8.IRRITABILIDAD

La alimentación y el humor mantienen una relación estrecha. Las dietas, que restringen muchos alimentos a los que nos hemos acostumbrado o incluso vuelto adictos, generan sensaciones negativas. Pero, sin necesidad de regímenes estrictos, una mala rutina puede afectar. Provoca un desequilibrio en el apetito de la persona que conlleva más estrés y ansiedad. Se opta por los alimentos procesados y ricos en azúcares que generan un pico de felicidad a corto plazo, pero enseguida se vuelve a sentir apetito. Consumir alimentos ricos en triptófano, como el pollo o los plátanos,un aminoácido esencial para la síntesis de melatonina que regula el sueño y nos hace más felices.

#cateringdisfruta #dietasgourmet #dietaadomicilio #cateringadomicilio #dietas

48 vistas

CONTACTO

Correo: hola@disfruta.com.bo

Cel: 76650400

Av. Beni, C/ 3 Oeste, No 8

Santa Cruz - Bolivia

whatsapp2.png

Chatea con nosotros:

  • Facebook
  • Instagram

Suscribete

Instagram

whatsapp2.png